1021 [Convertido]-01-01.jpg

MODELO EDUCATIVO DE

ESTUDIOS DE POSGRADO

DOCUMENTO EJECUTIVO

El Posgrado de la Benemérita Escuela Normal Urbana “Profr. Domingo Carballo Félix”, es una institución educativa de mayor tradición en el Estado de Baja California Sur, desde 1944 y por más de 30 años fue la única escuela formadora de profesionales, en este caso en el campo educativo. Tiene como principal objetivo promover el retorno de los egresados a la institución para dar seguimiento a la formación continua con el fin de  dotar de más y mejores recursos teóricos, metodológicos e instrumentales  que amplían las posibilidades de la excelencia en el quehacer  educativo, sin embargo, la apertura va más allá de mantener la  endogamia institucional, convoca a todos los profesionales de la educación de la entidad, de cualquier nivel educativo, para que se integren en los estudios que oferta e incluirlos en los programas que ha proyectado en el futuro inmediato y mediato.

 

Marco Normativo

 

Fundamento legal en el cual deberá sujetar su actuación y que le es aplicable. A continuación, se presenta el marco normativo principal y no limitativo.

  1. Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

  2. Ley General de Educación (30/septiembre/2019).

  3. Acuerdo 18/11/18 por el que se emiten los Lineamientos por los que se conceptualizan y definen los niveles, modalidades y opciones educativas del tipo superior. 

  4. Guía para la presentación de la Propuesta Curricular de Posgrado para la profesionalización y superación docente (2019).

  5. Procedimiento para la autorización federal de programas de posgrado para la profesionalización y superación docente (2021). 

  6. Ley Orgánica de la Benemérita Escuela Normal Urbana “Profr. Domingo Carballo Félix” (2008)

  7. Reglamento Interior de la Benemérita Escuela Normal Urbana “Profr. Domingo Carballo Félix” (agosto de 2020).

  8. Reglamentos de Estudios de Posgrado de la Benemérita Escuela Normal Urbana “Profr. Domingo Carballo Félix” (agosto de 2020).

  9. Reglas de operación del Programa para el Desarrollo Profesional Docente (2019).

  10. Norma ISO 9001:2015 para el sistema de Gestión de Calidad


 

Perspectiva de Estudios de Posgrado

Misión

Formar profesionales de la educación desde una teoría sólida y con las herramientas necesarias para mejorar permanentemente su hacer como docentes.

Visión

El posgrado se proyecta como un espacio en permanente construcción, a partir de la producción académica y el compromiso de formar profesionales en el ámbito educativo, cuyo hacer se transforme y transforme los procesos del campo educativo de forma permanente.

 

Principios y fundamentos

El modelo académico como espacio de organización y funcionamiento de formación institucional garantizará que el Modelo Educativo de Estudios de Posgrado se cumpla en el día a día y en los resultados del egresado.

El fundamento filosófico y pedagógico del Modelo Educativo de Estudios de Posgrado, se basa en la lógica de formación con enfoque en competencias, acorde a la política de la DGESuM y de la educación normal, y acoge, además, una epistemología crítica, porque lleva a que los profesores-estudiantes desarrollen una conciencia epistémica, que puedan pensar de forma independiente, libre y sean capaces de poner en juego el herramental teórico para transformar y mejorar el hacer como profesionales.

Fundamentos

Fundamento Filosófico


En primera instancia se aduce al sentido y la finalidad de su existencia, es decir al por qué y para qué es creado. En tal caso, el modelo educativo del posgrado ofertado en la escuela normal con carácter de institución pública se halla inscrito en los principios filosóficos del artículo 3° constitucional en el cual se enmarca las características fundamentales de la educación en nuestro país: laica, democrática, integral, crítica, equitativa, inclusiva, nacional y de excelencia. En consecuencia, es primordial ante tal responsabilidad asumir su orientación y postura académica con un soporte ideal para cumplir con el objetivo eje de esa formación que apunta hacia el constante perfeccionamiento de las facultades humanas. Como Educación Superior su función y operación conlleva, política y administrativamente, un carácter centralizado. Aunque deja espacios curriculares para ejercer la autonomía desde cada entidad federativa y desde la propuesta de cada escuela, en un afán de salvaguardar una visión federalizada y de respeto a los principios democráticos que rigen la vida pública nacional. Dimensionando entonces su principal carácter, su tarea se conjuga unívocamente en la filosofía mediante un entramado conceptual ontológico, teleológico, axiológico y gnoseológico. Significa que ésta es vista y reconocida en esencia por su origen y función pedagógica; por su finalidad formativa humanista; valorativamente por el aprecio a la cultura y al componente humano en interacción ética; y por el modo concebir la apropiación del conocimiento en la relación sujeto – objeto, desde varias perspectivas o corrientes epistemológicas, aunque medularmente se arribe a una concepción dialéctica, crítica y constructiva.




Fundamento Epistemológico


Se ha pensado en la lógica de producción de conocimiento, en la esencia de la búsqueda de un tipo de hombre con una conciencia capaz de cuestionar la realidad, considerando la lógica de construcción del conocimiento de Aristóteles, quien sostuvo cómo el conocimiento es externo al sujeto, lo construye a partir del encuentro que tiene con la realidad. Desde sus planteamientos originales, el nacimiento de Estudios de Posgrado se dio a través de una racionalidad crítica, sustentada en la lógica del pensamiento de formar sujetos cuya conciencia trascienda el ámbito de la escuela tradicional en la formación de profesores; es decir, promover la formación de profesores que tiendan a estructurar una conciencia epistémica. En términos actuales es propiciar el dialogo, la reflexión y los debates desde la multidisciplinariedad e interdisciplinariedad con el fin del enriquecimiento académico en ambientes favorables para ello, es decir, democráticos, y por tanto generadores de comunidades críticas capaces de crear, proponer tolerar, convivir e ir en busca de la excelencia o de la utopía como ideal, pero de una forma racional eficazmente argumentada y sostenida mediante la comprensión compleja de la realidad en la cual existe y debe actuar, y transformar responsablemente si es necesario. El modelo educativo por el cual se opta, que apuesta al reto de formación crítica, debe afrontar irrevocablemente el tamiz de la duda, la incertidumbre, la contradicción, la deconstrucción y reconstrucción por excelencia. Cuestionar el modelo ofrecido, así como la realidad vivida es el primer paso de lo que sería pensar epistémicamente. Es la perspectiva del crecimiento intelectual crítico y propositivo.




Fundamento Pedagógico


Su fundamento pedagógico es constructivista y centrado en el aprendizaje, puesto que el objetivo central es romper con la enseñanza tradicional y promover el desarrollo del pensamiento, libre, crítico, creativo y en permanente producción académica. Significa abandonar los rituales y procesos centrados en la enseñanza y centrarse en procesos idóneos de aprendizaje, donde la actividad central y el protagonismo lo tiene el estudiante. El enfoque por competencias asumido oficialmente en México por todos los distintos niveles que integran el sistema educativo nacional tiene un concepto bien definido de educación integral. Mostrar competencia representa un punto de convergencia entre saber ser, saber hacer y el saber. La confluencia de estos elementos es lo que da sentido, límites y competencias. Centrar los resultados a partir del desempeño implica modificar no sólo el tipo de diseño curricular, sino también las prácticas de enseñanza, por lo que se proponen diferentes esquemas en los cuales el estudiante adopta un papel activo, donde ejerce libremente sus conocimientos, valores, actitudes y habilidades en situaciones de aprendizaje en los que converjan los tres componentes, pero además se manifieste como un ente activo en actitud de aprender por sí mismo a partir de esa experiencia, de nutrirse, de retroalimentar los procesos vividos. El hecho de adoptar un enfoque por competencias no significa una incongruencia, que se abandone o minimice de algún modo el pensamiento crítico del alumno, por el contrario, el mismo enfoque asumido conlleva una integración de conocimientos, habilidades y valores durante el proceso formativo y en el propio desempeño de éste cuando se opera unificadamente ante una exigencia o demanda de su desempeño.





Programas Educativos de Estudios de Posgrado

La tendencia de los programas educativos de Estudios de Posgrado están ubicados preponderantemente dentro de la pedagogía crítica, aunque no de forma radical, puesto que se basa en la idea de buscar que los profesores y estudiantes desarrollen una conciencia epistémica que los aleje de prejuicios y analicen críticamente la realidad y el conocimiento que se produce en ella, con una conciencia sin un contenido fijo, más bien con un pensamiento abierto, capaz de producir académicamente y pueda exponerlo en diferentes foros, congresos, coloquios y espacios de reflexión como revistas arbitradas e indexadas, en libros, en libros colaborativos y en el debate sobre conocimiento Epistémico.

Se considera al posgrado como un espacio de formación continua de los egresados de licenciatura de las IES, pero también es importante que los profesores del posgrado mantengan una formación continua para avanzar en los procesos de mejora de los programas. Esto implica la transdisciplinariedad de los docentes sobre el conocimiento y la posibilidad de generar escenarios de producción académica, mediante ciertas Ligas de Generación y Aplicación de Conocimiento (LGAC), como: formación inicial de docentes, gestión educativa, formación continua, análisis de prácticas, modelos educativos, entre otros.

Es importante destacar que, en concordancia con los requerimientos de la DGESuM, la institución ha cumplido con los lineamientos normativos vigentes, asimismo, se realiza la gestión ante la autoridad estatal y ésta, con la viabilidad necesaria que ha mostrado, otorga el acuerdo de autorización y convocatoria respectiva, para dar continuidad a los trámites con la finalidad de su valoración y obtención de validez oficial RVOE ante Dirección General de Profesiones. 

Y, en atención a normatividad vigente, la prestación del servicio educativo podrá realizarse bajo la Modalidad Escolar, la Modalidad No escolarizada y la Modalidad Mixta. 

 

Modelo Pedagógico de Estudios de Posgrado

El modelo pedagógico de Estudios de Posgrado representa en conjunto, relaciones que definen el quehacer educativo bajo criterios, argumentos y principios pedagógicos claramente fundamentados. Es así que, la organización curricular flexible que proponen sus programas educativos, permite que sus contenidos sigan un proceso de secuenciación en espiral para ser abordados en diferentes niveles de complejidad.  

El estudiante de posgrado ocupa el lugar principal, se le percibe como responsable de su propio aprendizaje y con proyección social. El rol del académico es diversificado, asumiéndose como guía, facilitador e investigador de su propia práctica, desarrollando tareas de planeación, diseño, investigación, análisis, evaluación y documentación previa a su intervención. Se propone como guía para brindar acompañamiento y orientación permanente y pertinente. 

Sin duda son variados y diferentes los elementos que constituyen al modelo pedagógico de Posgrado, a continuación, se describen: 

Propone un aprendizaje situado, experiencial y humano en el que se aprende a partir de este insumo que en su interacción cognitiva con el saber universal, le facultan para atender desde su metro cuadrado en el salón de clase día a día, y,  a partir de éste, entender y comprender para hacer construcciones de pensamiento que plasmen nuevos conocimientos como corresponsable de la formación del otro pero también, en un aprendiente de su hacer que le faculta para enunciar desde los insumos reales del aula, su escuela y contexto, aproximaciones teóricas que enriquezcan asimismo como a sus colegas.

El estudiante de posgrado inmerso en una realidad determinada socio históricamente deberá, necesariamente, desarrollar una postura académica-intelectual que le posibilite la interpretación crítica del entorno dinámico y  complejo que invariablemente afronta, que a su vez potencialice la capacidad de toma  decisiones y por ende de autonomía ante los retos que su rol y posición le demande.